El ‘Rent a car’, un sistema muy solicitado por PYMES y profesionales

23. Noviembre 2013 11:56

Compartir coches entre profesionalesLos profesionales y las PYMES encuentran en el alquiler de coches y furgonetas una solución efectiva en su balance económico. Hacer uso de este servicio limita la cantidad de dinero que es necesario invertir en el vehículo de empresa, así como una larga lista de preocupaciones asociadas a su mantenimiento.

Optar por el sistema ‘Rent a car’

Decidirse por los servicios de un Rent a car, en lugar de poseer vehículo propio, es una opción que convence cada vez más a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), a la par que a profesionales autónomos. Alquilar un coche ya no es solo un plan para viajeros o turistas. También es una forma efectiva de reducir costes de empresa o de la actividad profesional. Se trata de una táctica ganadora en muchos aspectos. La tranquilidad al alquilar es mayor que cuando se posee vehículo propio o de empresa. Esto es porque se hace uso de él cuando se necesita pero no hace falta preocuparse de su mantenimiento, de su seguridad o del pago de los impuestos que conlleva. Un vehículo alquilado está enteramente al servicio de su usuario, con flexibilidad horaria. No es necesario contratar responsabilidades que superen las propias de una conducción consciente. Basta con darle un tratamiento adecuado, como a cualquier artículo en iguales circunstancias, que permita devolverlo en condiciones similares a las que tenía cuando se inició el periodo de alquiler.

Alquiler de vehículos para PYMES

Si el profesional autónomo encuentra múltiples soluciones en el alquiler de un coche, igualmente disfrutan de ellas las PYMES. La posibilidad de rentar vehículos y furgonetas industriales abre un campo de explotación empresarial completamente novedoso. Hay numerosas PYMES que requieren los servicios de furgonetas o vehículos industriales para situaciones puntuales: mudanzas, entrega de portes, desplazamientos para visitar a un cliente. En la mayoría de los casos, la tenencia de un vehículo industrial les resulta completamente innecesaria, por lo que rentarlos se convierte en la solución más barata e inteligente. Este proceso, que limita el gasto a lo estrictamente imprescindible, es una práctica empresarial a la que se suman cada vez más PYMES.

Foto: Schlierner – FotoliaSimilar Posts: