La inversión en I+D de las empresas

14. Junio 2012 15:31

la crisis economica a afectado a las inversiones en investigacion y desarrollo Suele decirse que en tiempos difíciles, los lujos son lo primero que es desechado. Así, en una época de fuerte crisis como la actual las administraciones y las empresas han debido apostar por implementar un fuerte tijeretazo en algunos capítulos que en años de bonanza sí contaban con un respetable respaldo económico. Entre los descensos, destaca el sufrido por la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D). Hablamos de un sector que puede representar el futuro de la firma o del país a largo plazo, pero que cuando vienen las necesidades y se piensa en el presente más inmediato quizá pierde fuerza. Y apoyos.

2009: primer ejercicio “negativo” en 16 años

Aunque es cierto que muchos identifican al inicio de la crisis con el desplome bursátil que sufrió la firma Lehman Brothers en EE. UU en 2008 -o incluso un año antes-, los efectos de la recesión en la Investigación y Desarrollo española se empezaron a notar un año después. Fue en 2009 cuando el sector sufrió el primer descenso negativo en 16 años. Es cierto que España nunca ha sido pionera en esta sentido, pero en más de una quincena tanto empresas como administraciones habían enfocado su mirada -tímida o no- hacia el I+D. Sin embargo, la crisis causó que en el ejercicio 2009 la inversión global en este capítulo disminuyera un 0,8. Lo malo es que solamente era un aviso de lo que venía después. Un año más tarde, las cifras fueron peores. Sobretodo en el sector privado. Es conocido que las empresas -grandes o pequeñas- son algunos de los agentes que han sufrido los peores ataques de la crisis. La situación es crítica y muchos son los signos que lo atestiguan. Día tras día, el ciudadano medio observa impasible como noticias sobre EREs, recortes, ajustes o despidos se suceden en periódicos, informativos de televisión y radio o páginas de Internet. Ya son una constante. Por ello, no es de extrañar que en una dinámica de este calado, las empresas no hayan dudado en recortar en más de un 5% la inversión en I+D realizada en 2010. Los datos lanzados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de un estudio centrado en las 40 empresas españolas más importantes en el sector del I+D son claros: el número de firmas dedicadas a la investigación disminuyó un 10% y tres de cada diez pequeñas empresas con algún proyecto decidió abandonar. El recorte del flujo crediticio y la disminución de ingresos ha causado que los gestores de las firmas tengan que elegir que capítulos cercenar. Así, muchos son los que deciden eliminar el “gasto superfluo” del I+D. Sin embargo, los datos avalan que en 2010 las firmas españolas se gastaron más de 14.000 millones de euros en este sector. Los últimos ajustes y la intervención europea quizá causan un nuevo tijeretazo. Pintan malos tiempos para la I+D.

El gobierno elimina un 25% de la inversión

Aunque el sector privado es el encargado de tirar del carro de la I+D, sin el apoyo de las administraciones el sector está más que condenado. Y aquí también pintan bastos. El nuevo ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha presentado un proyecto de cuentas anuales en el que se pierde el 25% de la inversión del gobierno en este asunto: uno de cada cuatro euros invertidos desaparecen. El descenso golpea los dos frentes de la I+D: civil y militar. Nadie se escapa a los recortes.

Imagen: marko04 – FotoliaSimilar Posts: